Entre todas las festividades de la oficina, las reuniones al azar con los amigos y las fiestas de Navidad, tienes un montón de atuendos que llevar este mes. Y aunque el código de vestimenta varía ligeramente para cada evento, hay algunas cosas que nunca se deben usar.

cómo vestir en una cena de empresa

Aquí te dejo algunos consejos de cómo vestir para una cena de empresa, aunque si hablamos del perfecto look de cena de empresa, lo más inteligente es recurrir al término medio.

1. Cualquier cosa demasiado corta. A menos que sea con un par de medias. Y un montón de confianza.
2. O demasiado apretada. Nos darás las gracias después de que llegue la décima bandeja de entremeses.
3. O con escote muy pronunciado. Esta es una celebración de Navidad.
4. Joyería demasiado recargada que anuncia su presencia. Si su pila de brazaletes se puede escuchar entre la multitud, es probablemente demasiado. Evitar ir demasiado cargadas de complementos, de lentejuelas y brillos.
5. Cualquier cosa que sea estacionalmente inapropiada. No, este no es el momento de ponerte el vestido de playa.
6. Lo mismo que usas todos los días. Claro, las vacaciones son un momento difícil para derrochar en nuevos looks, pero no por eso debes llever tu uniforme habitual de pantalones y blazer. A veces es tan simple como añadir un lápiz labial rojo y unos aretes a la mezcla. Recuerda siempre que menos es más y opta por maquillajes sutiles, peinados sofisticados pero no excesivos y procura combinar alguna prenda llamativa con prendas básicas para no recargar demasiado el outfit.
7. No es conveniente estrenar zapatos esa noche, ya que si la cena se alarga os pueden fastidiar la celebración, mejor llevar calzado que ya hayáis usado y que os sean lo más cómodo posible.
8. Cualquier cosa con la que no te sientas comoda para bailar, déjalo en casa.